Oda a la Alegría

 

Es de noche y me preguntó, por enésima vez, el porque de mi incapacidad para cometer suicidio. Quiero que sean observadores y noten que la pregunta no va relacionada con, si el suicidio es bueno o no, o si vale la pena vivir. No, mas bien, la pregunta es _¿Porque no lo puedo hacer? Los mas molestos dirían “Bueno, es simple, no te quieres morir”. Que castrantes. Otros dirían que tal vez no he encontrado la manera correcta(Nah). Y otros más  apelarían a mi inmadurez y a mi incapacidad para resolver problemas. Pues según ellos no es que desprecie la vida, solo hay cosas en ella que no me agradan -problemas. Y no puedo resolverlos. Pero – me concentrare en este último grupo, por ser el más exitoso entre los grupos y libros de auto ayuda (de mierda, incluso la palabra me aparece en rojo, cómo si la máquina detectara la peste que expele.) quiero que alguien, el que sea, me diga cómo chingados puedo resolver este problemita.

Saben, antes de ponerme a despotricar, quiero que observen que la mayoría de las personas no saben que es la filosofía y de la minoría que queda, la mayoría piensa que la filosofía surge como herramienta resolutoria de “las grandes preguntas”. Dígase ¿que somos?, ¿que es la vida?, ¿como se llega a la felicidad?, ¿hay un dios? Bueno yo creo que eso es pura bazofia. Miren, no pretendo crear una nueva visión del mundo, ni crear un sistema de pensamiento nuevo, ni mucho menos cambiar el mundo con filosofía. No pretendo nada. Solo estoy enojado conmigo. Ahora, lo que yo pienso que es la filosofia tiene que ver, precisamente, con mi futuro suicidio (eso espero). Sí, creo que la filosofía es una herramienta, pero no para contestar preguntas. Sólo una pregunta. Y esa es -si después de pensar hasta sangrar el porque de nuestra existencia, sólo afluyen estupideces como “…uno le da sentido a la vida” o “… la voluntad o el superhombre y la creación de simulacros”, esta segunda ignorando la pregunta, o la que mas me gusta “De lo que no se puede hablar hay que callar” una vez mas ignorandola y justificándose en el lenguaje- ¿Porque la raza sigue existiendo, aún cuando se regodea con su “inteligencia” pero es incapaz de contestar racional y realmente a esa pregunta, y no se vuela los sesos o desea no haber existido jamás (nótese que no dije “no vivir”, dije “haber existido”)?

Será que la sordera y la ceguera están de moda o que nunca pasaron de moda. Sí, nunca pasaron de moda. Por eso se sigue “progresando”.

Pero ahora regresando al problemita. Creo que ya esboce más o menos mi pequeño problema. No es que me sienta feo y las chicas no me pelen, o que no tenga dinero y sea pobre, o que este enfermo. No es ninguna de esas. Mi problema es la existencia misma, harta. Desde que recuerdo he odiado estar aquí. Sí, en el mundo, rodeado de otros bodrios iguales a mi. Saben, esperó que un día me logre vendar los ojos, tapar los oídos. Espero poder llegar a engañarme. Por qué soy un cobarde. O tal vez sea muy valiente. Es lo mismo ante la pregunta.

One thought on “Oda a la Alegría

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s